11.10.2022

Ayudas de Estado: ¿Qué son los minimis? (I)

Con la crisis sociosanitaria (y económica) de la Covid-19, son muchas las empresas que se vieron obligadas a solicitar subvenciones para poder hacer frente a los estragos que el sector empresarial sufrió por las restricciones derivadas de la pandemia. Poco tiempo después, con la llegada del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea (popularmente conocidos como Next Generation), muchas empresas han vuelto a recurrir al uso de las subvenciones públicas. Además, en vísperas del 2023, pronto se activará por completo el periodo de programación europeo y, con ello, llegarán los Fondos Europeos, con lo cual se activarán muchos más recursos financieros hasta el horizonte 2027.

Ante esta ola expansiva de recursos públicos, ¿qué deben tener en cuenta las empresas y los actores privados?, ¿son las subvenciones públicas un sistema de recursos sin fondo, mediante el cual el sector empresarial puede alimentarse? Efectivamente, la respuesta es: no. En el mundo de las ayudas de Estado, hay límites. Y entre los diferentes límites, hay uno que las empresas deben conocer para afrontar con cierta estrategia este prometedor auge de las subvenciones públicas.

En el seno de la Unión Europea existe una Ley que destaca por encima de otras. Se trata del Reglamento de la Comisión Europea, 1407/2013, de 18 de diciembre de 2013, relativo a la aplicación de los artículos 107 y 108 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea a las ayudas de minimis.

¿Qué son los minimis? En muchas de las bases reguladoras de las subvenciones públicas aparece este término, que normalmente pasa inadvertido y parece irrelevante. Los minimis (o Régimen de minimis) es la herramienta que tiene Europa (y la mayoría de países del globo) para evitar que una empresa en particular reciba un exceso de fondos públicos que vulneren a su competencia. A efectos de la UE, los minimis son, por tanto, una cantidad máxima de ayudas que un Estado Miembro puede otorgar a empresas de su territorio nacional, sin tener que comunicar dicha transferencia a la Comisión Europea.

El citado Reglamento fija este umbral máximo en 200.000 euros, acumulables en un período de tres años fiscales. Para calcular el Régimen de Minimis la empresa debe tener en cuenta, para cada nueva subvención, la ayuda acumulada en el año en curso y los dos ejercicios fiscales anteriores.

Pero, ¿están todas las subvenciones públicas sujetas a minimis? No, no todas. Una empresa puede recibir una ayuda pública más cuantiosa, pero en el seno de la UE, de hacerse este ingreso, debe comunicarse a la CE y, por ello, hay un control más específico para controlar su impacto en el mercado.

Si estás pensando en solicitar alguna subvención debes tener en cuenta si la misma se encuentra dentro del régimen de minimis y, por lo tanto, cuál es el acumulado de minimis. Para saber más sobre este tema, te invitamos a leer el artículo “Régimen de Minimis: ¿Que no es minimis y como calcular mi acumulado?”

Más noticias